¿Qué es un Registrador de la Propiedad?

Escrito por
registradores-de-espana

Los registradores de la propiedad, bienes muebles y mercantiles son aquellas personas licenciadas en derecho que han accedido mediante oposición a su rango y, por tanto, son funcionarios del Estado, los cuales desempeñan bajo su responsabilidad aquellas funciones que le son  atribuidas por las leyes hipotecarias, administrativas y mercantiles. Existen 4 categorías diferentes dependiendo de la antigüedad y estipuladas por la Dirección General que anualmente forma el Escalafón de los Registradores de la Propiedad.

Para entender mejor qué es y qué funciones desempeña un registrador debemos comprender qué son los Registros. Existen 3 tipos de Registros:

  • Registro de la propiedad. En él se inscriben y se hacen públicos tanto la propiedad de los bienes inmuebles como de los derechos ligados a la misma.
  • Registro de Bienes Muebles. Es el registro en el que se inscriben la propiedad y las cargas y gravámenes de los bienes muebles así como las condiciones de contratación, con el objeto de darles publicidad y seguridad jurídica.
  • Registro Mercantil. En él se publican los datos económicos y jurídicos de las sociedades y personas en él inscritas y sus representantes.

 ¿Qué funciones lleva a cabo un registrador de la propiedad, bienes muebles y mercantiles en nuestro país? 

  • Control de los Registros de la Propiedad y Mercantiles de España
  • Calificación de la legalidad de los documentos a inscribir en dichos Registros.
  • Calificación de la capacidad y legitimidad de quien firma el documento a inscribir.
  • Realizar todas las calificaciones anteriores de acuerdo a los documentos y asientos inscritos, es decir, sin conjeturas que sobrepasen sus limites.
  • Realizar las calificaciones dentro de los 15 días subsiguientes a la fecha del asiento de presentación o desde la fecha en que se hayan subsanado los defectos encontrados en la presentación. De no hacerlo, el interesado puede exigir su realización en un plazo de tres días trascurrido el cual, de no haberse llevado a cabo , se llevará a cabo una reducción de impuestos del 30% que se suma al régimen sancionador que le corresponde.
  • En las poblaciones que no son capitales de provincia el registrador se encarga, además de todo lo mencionado anteriormente, de la liquidación del Impuesto de Sucesiones y del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Menu Title