Grabar las conversaciones entre un abogado y su cliente vulnera los Derechos Humanos

Escrito por
tribunal

Con la multitud de casos de corrupción que salen publicados todos los días en los medios de comunicación, en muchas ocasiones vemos como cierta información se extrae de las interferencias de comunicaciones.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha publicado el 3 de febrero de este año una sentencia donde afirma que la grabación de conversaciones entre un abogado y su cliente vulnera el Convenio Europeo de Derechos Humanos, ya que vulnera el artículo 8.

El Tribunal considera que la demanda presentada por el abogado rumano Putreanu Alexandru se encuentra amparada en el artículo 8 que señala:

1º Toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar, de su domicilio y de su correspondencia.

2º No podrá haber injerencia de autoridad pública en el ejercicio de este derecho, salvo que sea una causa necesaria para la seguridad nacional, la seguridad pública, el bienestar económico del país, la defensa del orden y la prevención del delito, la protección de la salud y la moral, o la protección de los derechos y las libertades de los demás.

Para la interferencia de las comunicaciones entre el abogado y su cliente debe considerarse necesario en el contexto de una sociedad democrática, debe tener base en el derecho interno y la exigencia de requerimiento de la accesibilidad a la persona afectada.

Por tanto debe limitarse a lo estrictamente necesario para la sociedad democrática, ya que la intervención de las conversaciones de los letrados con sus representados se basa en la relación de confianza y del Derecho de Defensa. La confidencialidad prevalece sobre el derecho de actuación de los jueces.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Menu Title